Arauz: “Tendremos un Estado que ponga como prioridad a las familias ecuatorianas y no a los bolsillos de los banqueros”.