Arauz anuncia la reactivación del consumo familiar: “1.000 dólares para un millón de familias en la primera semana de gobierno”.