Las mujeres tendrán un rol protagónico en el país de la Esperanza