La ruralidad renace con el Binomio de la Esperanza