El Festival de las Artes Vivas se convertirá en un complejo artístico y cultural en el Gobierno progresista