La creación del trabajo es la prioridad para el gobierno Arauz-Rabascall (800.000 plazas)