Arauz propone a la Asamblea que la Ley de Extinción de Dominio evite la salida de capitales y sirva para fortalecer la dolarización.