Derogaremos la ley humanitaria que permitió despidos y reducción de salarios